LAS RABIETAS

Las rabietas o pataletas son algo normal en la etapa infantil que suele aparecer entre los 18 meses y los 4 años aprox. Es una perdida de control de las emociones y desde esa falta de control el niño no tiene la capacidad de reflexionar que necesita.

Muchas veces los padres y educadores nos encontramos con berrinches y situaciones con los niños que debemos saber controlar, es algo que preocupa mucho, ya que queremos afrontarlo de manera adecuada tanto para el niño como para el adulto.

Una rabieta es una forma de expresar enfado, rabia, irá.. que tienen los niños y también los adulto, aunque con la diferencia de que a medida que crecemos vamos aprendiendo a canalizar la rabia y comprendiendo nuestro entorno. También debemos entender que al igual que un bebé no puede comer sólo porque su cuerpo aún no está preparado, del mismo modo no controla sus emociones por qué la parte de su cerebro que se encarga del autocontrol aún no ha terminado de formarse.

Debemos ayudarle, aunque resulte a veces muy complicado, ya que puede ser determinante para el desarrollo de su autoestima y autoconcepto. A veces podemos intentar prevenir las rabietas, anticipándonos a las situaciones que pueden desencadenarlas, por ejemplo, si sabemos que al pasar por el parque siempre quiere entrar, podemos intentar ir por otro camino que no pase por el parque, pero siempre no es posible evitarlas, a demás tenemos que pasar si o si por esta etapa aunque queramos evitarlo. Es parte de su aprendizaje.

¿Cómo enfrentarse a una pataleta?

1 – Es importante mantenerse firme. No ceder, si se cede le estaremos enseñando que con las pataletas consigue lo que quiere.

2- Agacharnos para estar a su altura, mirarle a los ojos hacerle saber que estamos ahí para ayudarle.

3- Ofrecerle otras opciones para no tener que decirle siempre no, por ejemplo, en vez de preguntar ¿ qué quieres comer? es mejor preguntarle ¿prefiere yogur o plátano?

4- Ponernos en su lugar e intentar explicarle porque no puede ser lo que está reclamando.

5_ Cuando haga una pataleta, no responder con otra sino demostrarle control y calma.

6_Si no se puede tranquilizar, podemos ” hacerle creer” que no estamos pendientes..Que no nos afecta la pataleta, poco a poco se le irá pasando.

Estas pautas pueden ayudar pero sobre todo saber que debemos actuar siempre con mucha paciencia y sabiendo que crecerán y aprenderán a controlar sus emociones.

También os dejo un enlace de cuentos para poder trabajar con ellos las rabietas y trabajar las emociones: