PERIODO DE ADAPTACIÓN

¡¡Bienvenid@s a un nuevo curso familia!! Hoy me paso por aquí para hablaros un poco del periodo que estamos viviendo ahora mismo en la escuela infantil, la adaptación a este nuevo mundo, cómo lo sienten l@s pequeñ@s y cómo l@s adult@s, qué podemos hacer para llevarlo algo mejor, etc.

En primer lugar, quería explicaros que este periodo de adaptación al nuevo entorno es algo paulatino, en el que cada niñ@ tiene su ritmo, hay niñ@s con un apego más seguro o algo más extrovertidos que en ese primer momento de desapego no lo llevan excesivamente mal, es@s niñ@s los primeros minutos suelen llorar un poco o incluso nada,llegan a la escuela como si ya hubiesen estado allí antes y conocieran de siempre a sus compis y su seño. Por otro lado hay niñ@s arraigad@s un poco más a sus padres y madres o algo más inseguros, tímidos…; a los que les cuesta sólo un poquito más de tiempo, pero que al final de estos días que ahora vemos lejos, también llegan a adaptarse como l@s primer@s y que tienen un curso fantástico.

L@s pequeñ@s en estos primeros días no saben muy bien que está sucediendo, se sienten desubicad@s, nervios@s, ansios@s (en algunos casos)…ell@s no tienen la capacidad de comprender que está pasando, es a medida que vamos creando la rutina de volver día a día cuando ell@s, por aprendizaje repetitivo, junto al apoyo y cariño que se les muestra en las aulas (tanto de la educadora como de l@s demás compañer@s) cuando interiorizan el hábito, hasta pasar a sentirse parte importante de ese grupo de socialización .

Por otro lado, l@s adult@s en los días previos al comienzo de curso y durante estos primeros días de adaptación también se sienten preocupados, nerviosos, tristes por tener que despegarse de su pequeñ@ o en algunos casos hasta puede existir un sentimiento de culpabilidad, son sentimientos normales que la mayoría de papás tienen, sobre todo cuando es el primer hij@ que llevan a la escuela infantil. Desde esta publicación deciros que en el caso del tipo de niñ@ que he mencionado al principio del párrafo anterior, normalmente lo pasan peor los padres que l@s propi@s pequeñ@s y que en el caso del segundo tipo de conducta, vuestr@s peques os necesitan tranquil@s, segur@s, animándoles a iniciar esta nueva aventura y que todo lo que vosotr@s sintáis ell@s lo perciben, sabemos que es complicado ver a tu pequeñ@ llorando en algunos momentos, pero con un poco de paciencia y muchísimo ánimo en los primeros 3 o 4 días el pequeño se irá familiarizando con la persona de referencia, en este caso su educadora e irá socializando con l@s demás compis; y el llanto ,al fin, desaparecerá.

Algunos consejos recomendables para hacer más llevadera esta adaptación son los siguientes, debemos normalizar la situación; es decir, hablarle al peque en casa de la escuela como un sitio alegre en el que se divertirá (mostrarle el lugar como algo afable), hablarle de sus nuev@s compis, mencionarle a su educadora/educador (así el peque verá que ell@s son conocid@s para sus papás, esto le tranquilizará y ayudará a familiarizarse con ell@s), es conveniente que estemos tranquilos y no nos mostremos delante de l@s niñ@s nervios@s o insegur@s ya que todos esos sentimientos negativos se los transmitimos a ell@s, y por último debemos tener paciencia, son pequeñ@s y como he mencionado antes,esta situación novedosa l@s descoloca y tod@s necesitamos tiempo para adaptarnos a una nueva rutina.

El fin de esta entrada es daros mucho ánimo y en la medida de lo posible tranquilizaros, ya que cuando un@ se enfrenta a algo desconocido en un primer momento se siente angustiado y asustado, por ello he intentado explicaros un poco cómo se sienten vuestr@s peques en estos momentos y expresaros que comprendemos cómo os sentís como padres.

La base de un buen curso es un buen periodo de adaptación.

Un saludo familia.